Buscar este blog

4 de octubre de 2013

Oración


Percibimos la presencia de Dios de tantas maneras, pero no deja de ser misterioso. No le escuchamos ni le vemos como a cualquier persona. Dios es misterio y se nos revela con obras y palabras.
En esta oración bendecimos a Dios por su presencia cercana y le suplicamos que nos revele Su rostro.