30 de junio de 2014

Ser testigo



Quiero vivir siguiendo tus pasos, Jesús Maestro.
Quiero vivir imitando tus actitudes.

Quiero vivir cumpliendo tus mandamientos.
Quiero vivir compartiendo tus preferencias.
Quiero vivir realizando tus gestos de ayuda.
Quiero vivir siendo
sincero y honesto
como Tú.
Quiero vivir recordando tus palabras.
Quiero vivir predicando tu Buena Noticia,
con mis palabras, con mis acciones, con mis actitudes de vida,
con todo lo que pienso, lo que hago y lo que digo.
¡Quiero ser tu testigo Señor!

LA MILAGROSA