1 de junio de 2011

¿UN MUNDO SIN MUJERES?

Hoy la mujer se ha "liberado" porque tiene acceso a un trabajo que la desliga de la obligación de esperar que el hombre lleve a casa el dinero "fruto de su trabajo".

Y su exitosa incorporación a los distintos ámbitos docente, laboral, político, incluso militar, parece demostrar que las mujeres no son tontas, ni incapaces ni nada de eso, sino todo lo contrario.



La mujer conquista paso a paso el papel que la corresponde en la sociedad cristiana, que es el mismo de los hombres. 

Si la mujer es capaz de trabajar como un hombre y encima de eso llevar la casa y los hijos, está demostrando día a día que los obtusos que aún se empeñan en relegarla carecen de argumentos lógicos para seguir con tal actitud.

Quienes relegan a la mujer están relegando a María, la Madre de Cristo. 

Por muchas excusas que nos pongan basadas en tradiciones ancestrales, la realidad se abre camino imparablemente.
Desgraciadamente, otro tipo de sociedades continúan relegándola a un papel tristemente no ya secundario, sino aún más humillante.
Ojalá también eso cambie.

LA MILAGROSA