2 de mayo de 2011

POR QUÉ LLORAN LAS MUJERES

       Un muchachito le preguntó a su madre, “¿Por qué estás llorando?”
“Porque soy mujer,” le dijo ella.
“No entiendo,” dijo él.
    Su mamá lo abrazó y le dijo, “Y nunca lo entenderás.”
    Más tarde el niñito le preguntó a su padre, “¿Por qué mi madre parece llorar sin ninguna razón?”
    “Todas las mujeres lloran sin ninguna razón,” fue todo lo que su papá le pudo decir.
     El muchachito creció y se conviertió en hombre, aún preguntándose por qué lloran las mujeres.
Finalmente hizo una llamada a Dios. Cuando Dios le contestó, le preguntó, “Dios, ¿por qué lloran las mujeres tan facilmente?”
Dios dijo: “Cuando hice a la mujer ella tenía que ser especial. Hice sus hombros suficientemente fuertes paa llevar el peso del mundo, no obstante suficientemente delicados para dar consuelo.
“Le di una fortaleza interior para soportar el parto y el rechazo que muchas veces les llega a sus hijos.
“Le di una dureza para permitir mantenerse continuando cuando alguien abandona, y cuidar de su familia a través de la enfermedad y la fatiga sin quejarse.
“Le di la sensibilidad para amar a sus hijos bajo cualesquiera circunstancias, aún cuando su hijo la ha lastimado gravemente.
“Le di fortaleza para llevar a su marido a través de sus faltas y la creé de su costilla para proteger el corazón de él.
“Le di la sabiduría para saber que un buen esposo nunca hiere a su esposa, pero que algunas veces prueba sus fortalezas y su resolución para apoyarlo sin flaquear.
“Y finalmente, le di una lágrima para derramar. Ésta es de ella exclusivamente para usarla siempre que se necesite.”
“'Ves, hijo mío, ” dijo Dios, “la belleza de una mujer no está en los trajes que usa, la figura que lleva, o la forma en que se peina el cabello.
“La belleza de una mujer debe verse en sus ojos, porque es ésa la puerta a su corazón —el lugar en donde reside el amor.”

LA MILAGROSA