Buscar este blog

20 de junio de 2012

Dicen que todo pasa…

Sé que todos mis artículos intentan tener una fuerte carga de optimismo y de energía positiva. Hoy realmente me siento a escribir y nada de eso aflora de mis labios. Dude realmente si debía o no escribir, pero llegue a la conclusión de que mostrarse frágil y vulnerable es parte del aprendizaje en esta vida. Porque simplemente uno es un ser humano, con días bueno y día malos. Realmente lo feo es cuando a la hora de hacer balance, pesan más los días malos que los buenos, pero en fin “Dicen que todo pasa…”.
Pasa lo bueno y pasa lo malo. Pero hoy tengo la sensación que lo bueno pasa de manera demasiado efímera, mientras que lo malo se hace eterno. Soy un ser humano y hago honor a lo que soy.
Les recomiendo este ejercicio de simplemente escribir, sea bueno o malo, no me pregunten porque pero me alegro de sentirme más aliviado al haber escrito estas palabras.
No te sientas solo porque no lo estas, somos millones de almas en busca de ser felices, lamentablemente muchas de ellas por momentos nos olvidamos el camino. Dicen que todo pasa…